Comunidad Smart :: Jorge Wagensberg :: Once aforismos sobre ciencia


Jorge Wagensberg acaba de publicar un libro de aforismos titulado A más cómo, menos por qué, con el que continúa la recopilación de “reflexiones reducidas a la mínima expresión” iniciado en Si la naturaleza es la respuesta ¿cuál era la pregunta?
Desde Smartlab le pedimos algo que él mismo confesó no haber hecho todavía: escoger sus 10 preferidos y comentarlos. Éramos conscientes de que explicar un aforismo puede sacrificar el inmenso placer de descubrir por uno mismo la enorme y profunda carga conceptual que poseen estas aparentemente inofensivas frases, pero Wagensberg se ha limitado hábilmente a insinuar pistas que nos acerquen a la raíz del mensaje del aforismo sin desvelar abiertamente su misterio. También ha añadido ejemplos y comentarios que expanden todavía más la información que sugieren estas cortas frases de larga lectura. Esperamos que os gusten, a nosotros nos encantan.
1. “La inteligibilidad es la mínima expresión de lo máximo compartido.” Tres ejemplos. Uno: la segunda ley de Newton en mecánica es lo mínimo (cuatro letras incluyendo el signo igual) que comparten todo los movimientos de cualquier cuerpo, sea éste una galaxia o una mariposa. Dos: la diagnosis médica, como cualquier otra buena clasificación, consiste en encontrar lo común entre lo diverso. Y tres: comprender la esencia de la estrategia del depredador o de la presa consiste en buscar qué tienen en común todos los depredadores (por ejemplo, los ojos más bien en un mismo plano para bien triangular y así bien calcular la distancia) o qué tienen en común todas las presas (por ejemplo, los ojos más bien uno a cada lado para así dominar una buena panorámica del amenazador entorno).
2. “La diferencia entre el depredador y la presa está en que la primera se puede permitir un fallo.” Por ello el método del ensayo-error es una buena idea para la educación de un depredador y un auténtico chiste para la educación de una presa.
3. “La belleza es orden entre las Partes de un Todo, la inteligibilidad es orden entre diferentes Todos.” La belleza de un panal de abejas está en la repetición del hexágono pavimentando diferentes zonas de un mismo panal. Su inteligibilidad en cambio está en la repetición del hexágono pavimentando objetos bien diferentes entre sí: un nido de abejas, el caparazón de una tortuga, el ojo de cualquier insecto o las baldosas que Gaudí diseñara para pavimentar las calles de Barcelona: ¡el hexágono pavimenta!
4. “Las verdades se descubren, las mentiras se construyen.” La utilidad más prestigiosa de la verdad es que sirve para anticipar la incertidumbre. Es decir, las verdades ayudan sobre todo a sobrevivir. Por ello, casi por selección natural, tendemos a estar atentos a la emergencia de cada nueva verdad. En cambio, la mentira sólo se descubre por error sencillamente porque la mentira no está ahí, no está en la realidad. La mentira deliberada se construye y se camufla dentro de la realidad para que otros tengan la ilusión de descubrirla. La mentira es idónea para otras funciones que nada tienen que ver con la ilusión de seguir vivo. Es perfecta por ejemplo para corregir la historia cuando resulta que ésta no nos gusta tal y cómo ha ocurrido en la realidad.
5. “La pureza es una mezcla de referencia.” Cualquier composición se convierte en pura con sólo bautizarla con una nueva palabra. Un ejemplo: La expresión “de pura raza” significa literalmente “de pura mezcla de otras razas”. Otro ejemplo: Toda creencia religiosa procede de otras creencias y de otras culturas por mucho que cada una de ellas se considere a sí misma como la elegida en su estado más puro.
6. “Lo improbable asombra a todo el mundo, lo cotidiano sólo al genio.” Un elefante vivo de color rosa volando sobre un parque público durante un día festivo asombraría a todo el mundo por la bajísima probabilidad de tal ocurrencia. El movimiento de la aguja de una brújula en cambio, no sorprende a nadie excepto tal vez a ciertos personajes como Albert Einstein quien a los cinco años volvió loca a toda la familia con sus preguntas. No hay que confundir “comprender” con “estar habituado a”. Newton, Einstein y otros grandes físicos se asombraron con algo tan común la “acción a distancia” de las fuerzas gravitatorias o magnéticas. Así se fraguó una nueva idea en física: el concepto de “campo”.
7. “La gran ciencia es el producto de una insatisfacción estética.” ¿Qué cualidad del científico creador tiende a ser decisiva a la hora de elaborar una gran teoría de la naturaleza? Ciertas dotes parecen tradicionalmente relevantes: la capacidad para observar, la habilidad para experimentar, la intuición penetrante, el poder de abstracción y de síntesis, la imaginación, la inteligencia… Sin embargo los constructores de grandes teorías fundamentales como Newton, Maxwell o Einstein más bien tienen otra cosa en común: un especial sentido de la simetría de la realidad. Las grandes leyes de la realidad no pueden depender de quién mire esa realidad y de cómo lo haga. La gran ciencia no puede depender del observador. En el espacio y en el tiempo no hay lugares, ni momentos ni direcciones de particular privilegio. El secreto del cambio está en la parte del cambio que no cambia. Y para alcanzar esta esencia, con frecuencia hay que pasar por encima de las apariencias, de la observación, de la experimentación y, sobre todo, de esa intuición que se alimenta de la vida de cada día. Lo que se repite en el espacio es la armonía, lo que se repite en el tiempo es el ritmo y cuando algo falla en la armonía el ritmo del cosmos surge una insatisfacción que afecta la sensibilidad estética de los grandes pensadores.
8. “Las grietas del conocimiento científico se rellenan con pasta de ideología.” Es por definición: el método científico sirve para comprender la realidad con la mínima dosis posible de creencia o de conocimiento revelado. Cuanto más sencillo es el objeto de conocimiento, con más fuerza se puede aplicar el método de la ciencia y menos espacio queda para la ideología. Así se puede decir que: la química contiene más ideología que la física pero menos que la biología, la biología más que la química pero menos que la psicología, la psicología más que la biología pero menos que la sociología, la sociología más que la psicología pero menos que la economía, la economía más que la sociología pero menos que la política…
9. “La grandeza de la ciencia está en que puede comprender sin necesidad de intuir, la grandeza del arte está en que puede intuir sin necesidad de comprender.” Un físico puede manejar perfectamente más de tres dimensiones espaciales a pesar de tener una nula representación visual de tal espacio. Comprende algo que no puede intuir. Un poeta puede representar y transmitir una emoción humana a pesar de que nadie, ni él mismo, pueda comprenderla. Intuye algo que no puede comprender. Las dos preguntas relevantes son ahora: ¿tienen comprensiones artísticas los científicos? ¿tienen intuiciones científicas los artistas? He aquí, creo, un buen programa de promiscua relación entre la ciencia y el arte.
10. “En la selección natural, primero es la solución y luego el problema.” Un individuo no puede resistir, sin adaptarse, el tiempo que se necesita para que una mutación al azar arregle un problema de supervivencia. En cambio, si guarda algunas innovaciones, hasta entonces superfluas, es posible que alguna de ellas sirva de solución inmediata para el nuevo problema que se acaba de presentar. Tres ejemplos sencillos: la nariz es la solución que precedió al problema de sostener unas gafas (uno), las nalgas es la solución que precedió al problema de sentarse y de caminar erguido (dos) y la pluma es la solución que precedió a inconvenientes como el frío, la humedad o el ataque de depredadores terrestres (y tres). 11. “En ciencia se puede tener fe ciega, pero no fe inquebrantable.” No hay duda: la fe ciega ayuda a trabajar con tesón en pos de un objetivo. Es el aliciente de cualquier pensamiento utópico. Sin embargo, el conocimiento científico tiene un principio básico: en caso de duda entre la evidencia experimental y la opinión de una autoridad científica, la última palabra la tiene siempre la realidad. Cualquier clase de fe debe entonces quebrarse ante la obstinación de lo real.Jorge Wagensberg

Comunidad Smart :: Jorge Wagensberg :: Once aforismos sobre ciencia

Blogged with Flock

Publicado el 21 octubre 2007 en Cs. Naturales y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: