Los primeros pasos con Backtrack 2.0


Los primeros pasos con Backtrack 2.0

La semana pasada vio la luz la versión final de Backtrack 2.0, una distribución de GNU/Linux basada en Slackware y centrada en servir como soporte para realizar tests de penetración. No es una distribución fácil orientada a novatos. Su principal valor reside en que trae instaladas y perfectamente configuradas más de 300 aplicaciones diferentes perfectamente clasificadas en categorías (escalado de privilegios, escaneo de vulnerabilidades, escaneos de red…) tanto nativas del mundo Linux como aplicaciones windows listas para ser usadas a través de wine. Al margen de esto (que no es poco, cuidado, supone semanas de trabajo y mucha experiencia preparar un entorno de trabajo similar a este) que nadie se espere tutoriales ni asistentes específicos para usar las herramientas (a no ser que los traigan ellas mismas “de serie”) ni tan siquiera una indicación de cual debemos usar en casa situación. Eso depende de nosotros.

Para quien quiera experimentar con ella lo primero que hay que hacer es bajarse la iso (cerca de 700 Megas). A partir de aquí tenemos dos opciones: quemar un CD con esta imagen o configurar una máquina virtual para usarla desde nuestro actual sistema. Si elegimos la primera opción tendremos como resultado un LiveCD que, una vez arrancado, nos permitirá usar todas sus herramientas. También tendremos la opción de instalarlo localmente y ni que decir tiene que si nuestro interés en ella no es meramente temporal es conveniente que lo hagamos para no perder las actualizaciones y personalizaciones que realicemos.

Para la segunda opción (crear una máquina virtual) y si vamos a usar vmplayer basta con que utilicemos la imagen que nos hemos bajado como uno de los CD’s en la definición de la máquina virtual que vamos a crear. Salvo que nos dediquemos a esto profesionalmente y/o podamos dedicar un portatil de forma exclusiva para ella creo que es la mejor opción. Para crear dicha definición podemos partir de una ya existente, usar EasyVMX o, para los más perezosos, bajarse este zip con la que yo he preparado. En este último caso basta con que desempaqueteis el contenido del zip en el mismo directorio donde os hayais bajado la imagen iso y que tengais en cuenta que el nombre de la misma debe de coincidir con el del parámetro ide1:1.fileName del fichero backtrack.vmx (en mi caso bt2final.iso).

Pantallazo inicial de backtrack 2.0

Si todo va bien Backtrack arranca y muestra el pantallazo de la imagen anterior en el que nos muestra las credenciales necesarias para hacer login como root de la máquina y algunos comandos útiles. Las herramientas que funcionan en modo texto (nmap, netdiscover, aircraft, etc.) están disponibles y listas para funcionar desde ya. Para otras tendremos que usar uno de los dos entornos gráficos disponibles: kde o fluxbox. Las herramientas, como podemos ver en este segundo detalle, están perfectamente clasificadas según su orientación:

Pantallazo de backtrack 2.0 con kde

Si hemos usado una máquina virtual para echarle un vistazo pero queremos gozar de las ventajas de una instalación local el siguiente paso es, lógicamente, instalarlo. La definición de la máquina que os he enlazado antes consta de un disco de 4 GB sin particionar, así que lo primero que tenemos que hacer es crear una partición para hacer la instalación. La distribución trae qtparted (aunque no aparece en ninguno de los menús) así que quien le tenga alergia a la línea de comandos no tiene excusas.

Pantallazo de qtparted en backtrack 2.0

A continuación realizamos la instalación (kde -> system -> Backtrack installer) dónde sólo hay que indicar el cdrom de origen, el disco de destino y el tipo de instalación.

Pantallazo de la instalación de backtrack 2.0

Una vez hecha la instalación reiniciamos la máquina para que arranque ya desde este disco duro tan virtual como nuestra máquina, pero antes de hacerlo y si hemos elegido la opción de instalación completa, podemos liberar el espacio de la imagen iso que ya no es necesaria borrando el archivo correspondiente y comentado o eliminando las líneas que lo referencian en el archivo .vmx:

# Settings for the optional virtual CDROM, ISO-image
#ide1:1.present = "TRUE"
#ide1:1.fileName = "bt2final.iso"
#ide1:1.deviceType = "cdrom-image"
#ide1:1.mode = "persistent"
#ide1:1.startConnected = "TRUE"

Y listo. Ahora queda la parte difícil: aprender a usar las herramientas y a saber elegir cual es la más adecuada según la ocasión. Pero esto es ya cosa vuestra. Suerte.

Herramientas de Backtrack 2.0

http://backtrack.offensive-security.com/index.php/Tools

Blogged with the Flock Browser

Publicado el 8 septiembre 2008 en Seguridad y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. me gueta esta programa.i yo creo que es muy bueno

  2. estoy probando programas nuevos

  1. Pingback: TP Live Cds « HiperEidon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: